14 Por tanto, proponed en vuestros corazones no preparar de antemano vuestra defensa;