46 No ungiste mi cabeza con aceite, pero ella ungió mis pies con perfume.