36 Y los que lo habían visto, les contaron cómo el que estaba endemoniado había sido sanado.