4 En cualquier casa donde entréis, quedaos allí, y sea de allí vuestra salida.