55 Pero El, volviéndose, los reprendió, y dijo: Vosotros no sabéis de qué espíritu sois,