9 Con maldición estáis malditos, porque vosotros, la nación entera, me estáis robando.