43 Entonces Jesús lo amonestó severamente y enseguida lo despidió,