6 Pero estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales pensaban en sus corazones: