26 Y lo envió a su casa diciendo: Ni aun en la aldea entres.