40 Cuando venga, pues, el dueño de la viña, ¿qué hará a esos labradores?