3 Porque las insensatas, al tomar sus lámparas, no tomaron aceite consigo,