1 Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo.
2 Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, entonces tuvo hambre.
3 Y acercándose el tentador, le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.
4 Pero El respondiendo, dijo: Escrito está: "NO SOLO DE PAN VIVIRA EL HOMBRE, SINO DE TODA PALABRA QUE SALE DE LA BOCA DE DIOS."
5 Entonces el diablo le llevó<***> a la ciudad santa, y le puso sobre el pináculo del templo,
6 y le dijo<***>: Si eres Hijo de Dios, lánzate abajo, pues escrito está: "A SUS ANGELES TE ENCOMENDARA", y: "EN LAS MANOS TE LLEVARAN, NO SEA QUE TU PIE TROPIECE EN PIEDRA."
7 Jesús le dijo: También está escrito: "NO TENTARAS AL SEÑOR TU DIOS."
8 Otra vez el diablo le llevó<***> a un monte muy alto, y le mostró<***> todos los reinos del mundo y la gloria de ellos,
9 y le dijo: Todo esto te daré, si postrándote me adoras.
10 Entonces Jesús le dijo<***>: ¡Vete, Satanás! Porque escrito está: "AL SEÑOR TU DIOS ADORARAS, Y SOLO A EL SERVIRAS."
11 El diablo entonces le dejó<***>; y he aquí, ángeles vinieron y le servían.