25 Entonces Balac dijo a Balaam: ¡De ninguna manera los maldigas ni los bendigas!