8 Israel ha sido devorado; ahora están entre las naciones como vasija en que nadie se deleita;