1 Hijos, obedeced a vuestros padres en el Señor, porque esto es justo.
10 Por lo demás, fortaleceos en el Señor y en el poder de su fuerza.