31 comerán del fruto de su conducta, y de sus propias artimañas se hartarán.