33 Pero el que me escucha vivirá seguro, y descansará, sin temor al mal.