21 Los labios del justo apacientan a muchos, pero los necios mueren por falta de entendimiento.