3 La integridad de los rectos los guiará, mas la perversidad de los pérfidos los destruirá.