4 De nada sirven las riquezas el día de la ira, pero la justicia libra de la muerte.