1 El que ama la instrucción ama el conocimiento, pero el que odia la reprensión es torpe.