2 El bueno alcanzará el favor del SEÑOR, mas El condenará al hombre de malos designios.