14 Casa y riqueza son herencia de los padres, pero la mujer prudente viene del SEÑOR.