15 La pereza hace caer en profundo sueño, y el alma ociosa sufrirá hambre.