2 para que guardes la discreción, y tus labios conserven el conocimiento.