34 Porque los celos enfurecen al hombre, y no perdonará en el día de la venganza.