18 Sea bendita tu fuente, y regocíjate con la mujer de tu juventud,
19 amante cierva y graciosa gacela; que sus senos te satisfagan en todo tiempo, su amor te embriague para siempre.