25 Pero ahora voy a Jerusalén para el servicio de los santos,