19 Porque el anhelo profundo de la creación es aguardar ansiosamente la revelación de los hijos de Dios.