41 Abrió la roca, y brotaron las aguas; corrieron como un río en tierra seca.