29 Sean vestidos de oprobio mis acusadores, y cúbranse con su propia verguenza como con un manto.