3 Bienes y riquezas hay en su casa, y su justicia permanece para siempre.