78 Sean avergonzados los soberbios, porque me agravian con mentira; pero yo en tus preceptos meditaré.