82 Mis ojos desfallecen esperando tu palabra, mientras digo: ¿Cuándo me consolarás?