3 Sobre mis espaldas araron los aradores; alargaron sus surcos.