4 El SEÑOR es justo; ha cortado las coyundas de los impíos.