7 Como cuando se ara y se rompe la tierra, nuestros huesos han sido esparcidos a la boca del Seol.