6 A ti extiendo mis manos; mi alma te anhela como la tierra sedienta. (Selah)