8 Clemente y compasivo es el SEÑOR, lento para la ira y grande en misericordia.