6 Sean los loores de Dios en su boca, y una espada de dos filos en su mano,