2 Que mi vindicación venga de tu presencia; que tus ojos vean con rectitud.