10 Ahora pues, oh reyes, mostrad discernimiento; recibid amonestación, oh jueces de la tierra.