10 A ti fui entregado desde mi nacimiento; desde el vientre de mi madre tú eres mi Dios.