40 El SEÑOR los ayuda y los libra; los libra de los impíos y los salva, porque en El se refugian.