12 Porque tú, oh SEÑOR, bendices al justo, como con un escudo lo rodeas de tu favor.