2 Tu lengua maquina destrucción como afilada navaja, oh artífice de engaño.