2 Mis enemigos me han pisoteado todo el día, porque muchos son los que con soberbia pelean contra mí.