4 Sin culpa mía, corren y se preparan contra mí. Despierta para ayudarme, y mira.