12 Destilan los pastos del desierto, y los collados se ciñen de alegría.