48 Entregó también al granizo sus ganados, y sus rebaños a los rayos.